The Law applicable to International Contracts: A Comparison between Chinese New Private International Law and EU Private International Law

Gustavo Cerquieraimage

Leer el documento

El Contrato de compraventa internacional de mercancías en el marco regulatorio estatal colombiano

José Luis Marín Fuentes

Con relación al poco desarrollo que en la actualidad existe respecto a la aplicación de la Convención de Viena de 1980 sobre los contratos internacionales de compraventa a los contratos que sobre la materia se desarrollan en el ámbito contractual estatal colombiano, se hace necesario tratar de ofrecer una visión más abierta sobre su utilización y su aplicación dentro del marco de los contratos estatales. Este trabajo nos muestra cómo puede llevarse a cabo una contratación internacional sin que se presenten las dificultades habituales que existen en materia de contratación estatal la cual posee un régimen bastante particular respecto al papel que deben desempeñar las entidades estatales cuando de contratar con personas y compañías extranjeras se trata.

Para leer el artículo haga click aquí

Reglas de Rotterdam: o debate não tem fim

Siguiendo con los intercambios relativos a las Reglas de Rotterdam (UNCITRAL) y a la conveniencia o no de su ratificación, ponemos a disposición de todos una opinión favorable a la misma proveniente de América Latina.

Para ver la versión en español haga click aquí. 

To see the English version please click here.

Reglas de Rotterdam: el debato no ha terminado

Fernando Aguirre Ramírez, connotado maritimista uruguayo rebate en este documento los argumentos vertidos por otros especialistas a favor de las Reglas de Rotterdam. Tanto en el documento de respuestas como en el artículo adjunto (publicado en la Revista de Transporte y Seguros, Nº 23, 2010, pp. 249-279), Aguirre Ramírez fundamenta su opinión, compartida por muchos otros colegas, de que los países latinoamericanos no deben ratificar este instrumento de la UNCITRAL.

Réplica a la réplica

Limitación de responsabilidad en las Reglas de Rotterdam

La Corte Suprema colombiana rechaza el divorcio extranjero

José Luís Marín [1]

Comentarios sobre un posible error en la calificación de la categoría jurídica de divorcio de mutuo acuerdo – Exequátur

El 25 de junio de 2010, una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, Sala de Casación Civil (Expediente 11001-02-03-000-2009-01066-00) en un asunto relacionado con un exequátur[2], denegó el mismo a una sentencia de divorcio del 27 de mayo de 2008 pronunciada por el Juzgado 22 de Primera Instancia de Madrid, España[3], en la cual se decretaba la disolución por divorcio del matrimonio católico celebrado el 27 de junio de 1987 en una parroquia de Madrid, España por la señora XXXX de nacionalidad colombiana[4] y el señor YYYY de nacionalidad española.

Para leer el artículo completo por favor haga click aquí


[1] José Luís Marín Fuentes. Miembro ASADIP

[2] Artículo 693 Código de Procedimiento Civil: “Efectos de las sentencias. Las sentencias y otras providencias que revistan tal carácter, pronunciadas en un país extranjero en procesos contenciosos o de jurisdicción voluntaria, tendrán en Colombia la fuerza que les concedan los tratados existentes con ese país y en su defecto las que allí se reconozca a las proferidas en Colombia. Lo dispuesto en el inciso anterior se aplica a los laudos proferidos en el exterior”.

[3] La sentencia de divorcio fue registrada en el Consulado de Colombia en la ciudad de Madrid, e inscrito en la ciudad de Cartagena, Colombia el 10 de enero de 1990.

[4] Presuponemos que también española por efectos del matrimonio.

Reglas de Rotterdam: el debate continúa

Un grupo de especialistas en derecho marítimo favorables a las Reglas de Rotterdam ha preparado una respuesta a la Declaración de Montevideo (que ya fue publicada en este blog y que refleja la posición de otros especialistas, contrarios a la ratificación de este  instrumento de la UNCITRAL), la cual es puesta ahora a la disposición de todos ustedes en versiones inglesa y castellana.
Como puede apreciarse, se trata de un debate de alto nivel, cuyos términos constituyen un material imprescindible para todos los que deseen comprender cabalmente la Reglas. ASADIP agradece a todas las partes implicadas la utilización de esta sede para la realización de tan rico debate.

Para ver la Declaración de Montevideo por favor haga click aquí.

Para ver la Respuesta a la Declaración de Montevideo haga click aquí

Rotterdam Rules: the debate continues 

A group of specialists in maritime law in favor of the Rotterdam Rules have prepared a response to the Declaration of Montevideo (which was already posted on this blog and reflects the position of other scholars, contrary to the ratification of this UNCITRAL instrument) , which is now available to all of you in both, English and Spanish.
As can be seen, this is a high-level debate, where the terms are an essential material for all who wish to fully understand the rules.ASADIP thanks all the parties involved for the use of this site for the realization of such rich debate.

To see the Montevideo Declaration please click here

To see the answer to the Montevideo Declaration please click here

Interesante sentencia de la Corte Suprema de Panamá que reacciona contra una decisión de forum non conveniens adoptada por un tribunal norteamericano

Henry S. Dahl*

Los países latinoamericanos tratan los juicios internacionales en forma asistemática, episódica e incompleta. Es un grave error que, entre otras desventajas, los convierte en basurero de naciones más desarrolladas.

Panamá es el primer Estado de la región que promulgó un cuerpo de reglas generales[1] para juicios internacionales; la Ley 32 del 2006[2]. Panamá adoptó en gran parte la Ley Modelo Latinoamericana para Juicios Internacionales[3], presentada en la XL Conferencia de la Federación Interamericana de Abogados, celebrada en Madrid, en Junio 2004.

En Agosto, 2010, la Corte Suprema de Panamá aplicó un artículo de la Ley 32 que establece la prevalencia de la competencia preventiva en juicios internacionales. Con ello declaró la incompetencia panameña en un caso que previamente había sido presentado en U.S.A., donde había sido rechazado por aplicación de la teoría de Forum Non Conveniens.  La consecuencia es que, al no poder considerarse a Panamá como un foro alternativo en la especie, el caso debería continuar su curso en el tribunal de U.S.A. que lo rechazó originalmente[4].

Otros países, particularmente en Centroamérica, están contemplando la promulgación de leyes similares a la Ley 32 de Panamá. Sería conveniente impulsar esta corriente. Viviendo bajo una economía globalizada, ¿de qué nos sirve un derecho procesal parroquial?

To see a related article in English please access:

http://conflictoflaws.net/2010/panamanian-conflict-rules-trump-forum-non-conveniens/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+conflictoflaws%2FRSS+%28Conflict+of+Laws+.net%29

*Abogado en Washington, D.C.; Texas; Nueva York; Madrid; y Buenos Aires.


[1] Gracias al Canal, Panamá ya tenía un sistema para juicios internacionales marítimos .

[2] http://interamericanbarfoundation.org/Pulldown13PDF.pdf ; http://www.iaba.org/Law%20Review_Vol%205/LawReview_5_DFernandezArr_2.htm

[3] http://interamericanbarfoundation.org/XLIABAConfPulldown10.html

[4] Ver jurisprudencia relacionada. Haga clic aquí.